· 

Boda de Maria y Diego

   La pasada primavera nuestros novios Maria y Diego celebraron su boda una tarde de junio en un maravilloso Palacio en Meres. En esta ocasión organizamos la boda en un estilo rustico vintage muy acorde al lugar donde se celebraría el enlace, un palacio rural del siglo XV que cumplen los cánones de construcción asturiana con un patio central con corredor de madera y arcos de piedra. El hilo conductor en la cromática de la boda fue el verde mint que protagonizo el color de los zapatos de la novia, vestidos de dama de honor así como detalles y papelería...

   La novia eligió para realizarse el maquillaje a Maria Bernabeu una gran profesional que resalto los rasgos de la novia con un delicado sombreado dorado enmarcado con un Eyeliner y dotando de protagonismo  a la boca con un labial en color vino.

Este trabajo se combino con el peinado de las Horquillas de Anita cuyo resultado fue una melena semirecogida con ondas y adornada con un tocado floral de Fanfanetpoupi resultando un conjunto impecable. 

   En todas las bodas el gran secreto es el vestido de la novia, en este caso María lucio un diseño  de Pronovias de estilo romántico muy elegante y ligero con una manga francesa de encaje que también recorría una espalda semiabierta decorada con botones que continuaban a lo largo de la cola, combinando con unos zapatos en tono mint pintados a mano de Marian loves shoes siguiendo la cromática del enlace. Su ramo lo elaboro Milenrama con rosas en tono empolvado dándole un aire romántico que creaba un engranaje perfecto con su vestido y el tocado floral.

    El novio eligió para su gran día un elegante chaque azul marino de Ramón Sanjurjo que combino con un chaleco de cuadro escoces donde predominaban el rojo,azul y verde y corbata en este mismo tono. Diego se traslado a su enlace en un precioso  escarabajo negro descapotable decorado con guirnalda en la parte trasera de clásico boda, en la compañía de su madrina.

   Nuestros novios prepararon su enlace en forma de ceremonia civil en el mismo Palacio de Meres cuyos jardines creaban un espacio idílico. Para su celebración compusimos un escenario para ese momento que constaba de un cartel de bienvenida a la ceremonia, damajuanas escoltando el pasillo de los novios y una puerta de entrada al enlace que daría paso al momento donde Maria y Diego harían testigos a sus familiares y amigos del "si quiero".

Para los novios preparamos un sofá vintage y dos butacas a juego para los niños de arras, unas sillas de bambú en forma de semicírculo envolvente para los invitados y un gran arco floral en forma de estrella que ponía la guinda a un recuerdo inolvidable. Como cualquier boda no faltarían las felicitaciones a los recién casados con una lluvia de hojas de olivo que los invitados encontrarían en el rincón que preparamos para ellos..

   Los novios querían disfrutar del bello palacio durante toda la celebración y toda la decoración fue realizada tanto en el interior como en los jardines del Palacio de Meres, para el exterior colocamos un pasillo de candiles recreando un ambiente romántico y misterioso que le aporta la luz tenue, un cartel de bienvenida recibiendo a los invitados y un rincón con cubretacones para que las señoras pudiesen deleitarse del entorno del palacio sin preocuparse mas que de disfrutar. Otro espacio de exteriores fue nuestro photocall boho donde todos podían hacerse fotos para el recuerdo de el gran día...

   Maria y Diego decidieron ofrecer a sus invitados una comida tipo cóctel con diferentes mesas de show cooking y mesa de apetitos de Nacho Manzano para los cuales preparamos unos carteles con el objetivo de que los invitados conocieran aquello que iban a degustar en los jardines del palacio, una idea muy original y desenfada que permitió disfrutar del paisaje y la riqueza arquitectónica que estos lugares ofrecen, y todo ello amenizado con la música en directo de Cuarteto Asturias.

El momento del corte de la tarta nupcial se realizo en el patio central del palacio donde a continuación se produjo el deseado y emotivo baile nupcial que dio lugar a la divertida fiesta que organizamos en un antiguo llagar del que hicimos un espacio con mucho encanto con un techo de luces y amenizado con la música de Laruelo eventos.

No falto detalle en esta boda y para los mas golosos se ofreció un gran candy bar para los adultos protagonizado por minitartas carrot cake haciendo las delicias de la novia, un tablón de donuts y mesa dulce para los pequeños.

   Los novios quisieron obsequiar a sus invitados con unos detalles que constaron de unos macarons de Casa Lobato, lotería y crasas colocados con mimo sobre una mesa escalera donde cada invitado podría recoger el suyo.

 Todo en esta boda resulto un acierto y los invitados y amigos de nuestros novios se llevaron un gran recuerdo de un día mágico donde cada espacio, rincón y momento irradiaba el cariño y delicadeza con la que Maria y Diego elaboraron la celebración de su unión.

Ubicación: Palacio de Meres

Floristería: Milenrama Flores

Catering: Nacho Manzano Casa Marcial

Cuarteto: Cuarteto Asturias

Quesos: Aitor Vega Quesos

Vestido: Pronovias

Chaqué: Ramón Sanjurjo

Coctelería: Mona Lisa

Coche: Classico Boda

Peluquería: Las Horquillas de Anita

Maquillaje: María Bernabeu 

Zapatos: Marián Love Shoes

Tocado: Fanfanetpoupi

Fotografía: Emilio Romanos

Videografo: Dame Creps

Dj: Laruelo Eventos

Wedding Planner: My Noah Candy

Escribir comentario

Comentarios: 0