Shooting realizado en el imponente Palacio de los Pardo de Donlebún, un escenario único para realizar junto a un equipo maravilloso de profesionales del sector, un trabajo de inspiración para una boda clásica barroca ( y de cierta forma costumbrista) en clave lila;

y es que este tono adquiere un especial protagonismo junto al verde y al dorado antiguo como hilo conductor de la decoración y complementos de la novia.

La paleta de colores lila, malva, y morado, junto a la exuberancia de una decoración floral bucólica vintage, son la clave de esta palaciega boda.

El nombre de "Cedrillon éthérée" no ha sido elegido a la ligera, pues la novia representa a esa cenicienta moderna, que si bien mantiene un punto de clasicismo, si que rompe los esquemas nupciales a través del color y de las líneas fluidas de su vestido de novia.

Editorial publicada en Tendencias de bodas.

 

Organización y decoración: My Noah Candy

Fotografía: Pelayo Lacazette

Ubicación: Palacio de Figueras

Flores: El invernadero

Vestido: Nicolás Costura

Peluquería: Barbareando

Maquillaje: Yasmina Riera

Tocado: Eva Vidal

Zapatos: Calzados La Jaula

Modelos:  Claudia Madera

Video: Hector torra