Hay fechas que marcan un antes y un después en las páginas que desarrollan nuestra vida. Hay días especiales, días que llevaremos grabados a fuego siempre en nuestra memoria. Y eso les pasará a Laura y Eloy con la Nochevieja del pasado año 2018. No porque se tomaran las uvas más ricas de su vida, ni porque disfrutaran de un gran cotillón navideño. Sino porque en esta ocasión, en este año, sus deseos de año nuevo iban cargados de compromiso y amor al haberse dado, pocas horas antes, el sí quiero. 

Fotografía: Silvia Gil

Organización, diseño y decoración: My Noah Candy